5 PASOS PARA USAR STORYTELLING EN EL AULA

Spread the love

El arte de contar historias de forma creativa puede ayudar a los maestros a captar la atención de los estudiantes.

Esta técnica es muy utilizada en el marketing para recrear una escena con el propósito de describir los beneficios de un producto o un servicio. Los publicistas la utilizan en videos, infografías y hasta en forma de comics. En Educación el uso del storyteling puede ayudar a los estudiantes a entender con más facilidad conceptos muy abstractos o, de poco interés para ellos.

Los profesores suelen ser muy buenos contando historias, de hecho, el relato oral es una técnica que, nunca perderá vigencia dentro del aula. Pero ¿cómo se puede contar una historia para cautivar la atención de los estudiantes?

  1. DEFINE BIEN EL PROPOSITO EDUCATIVO: contar historias es una técnica que hace parte de una serie de estrategias, no el método en sí. Por eso, antes de crear o recrear una historia, debes tener claro cuáles son los estándares y competencias que quieres estimular en tus estudiantes, de paso definir bien los resultados de aprendizaje que esperas logar.

 

  1. ESCOGE O INVENTA UNA HISTORIA APROPIADA A TU ESTUDIANTES. Y con esto no te digo que tengas en cuenta solo los estadios piagetianos o el nivel o grado de escolaridad. Ve más allá, indaga sobre sus intereses, cual es la serie de TV que más ven la mayoría de ellos, cual es el tema de moda. Si te das cuenta, a veces o casi todo el tiempo los estudiantes se conectan más con historias ajenas a su realidad, pero, que intrínsecamente enganchan su interés.

 

  1. PLANIFICA BIEN EL GUION. Los storytellings en el aula no pretenden vender, pretenden enseñar. Po eso ten cuidado en la selección de datos importantes como fechas, lugares, personajes y situaciones. El tiempo de duración de tu historia debe ser entre cuatro y seis minutos. Pocos jóvenes o niños se concentran más de 10 minutos. En la elaboración de una historia con propósitos educativos se deben incluir elementos como una línea de tiempo que el estudiante sea capaz de identificar.

 

  1. DEFINE EL FORMATO: definir el formato para narrar tu historia es tan importante como la historia mismo. Si tienes pocos conocimientos o recursos para elaborar un video, te recomiendo hacer una presentación en power point, prezzi, canva u otra herramienta visual incluyendo una serie de imágenes al estilo relato. Cursos gratis para docentes en elaboración y edición de videos. Pero, que la narración oral no sea tu único recurso. Los estudiantes suelen preguntar varias veces lo narrado, puede que alguno no te haya prestado mucha atención. Por eso, si no puedes elaborar un video sobre tu historia, graba un podcast. Los recursos auditivos están tomando mucha fuerza, es la nueva radio de este siglo. Recuerda que en el formato que sea, el tono de tu voz (y preferiblemente que sea tu voz) se debe acomodar a la trama de la historia, las pausas, el desenlace, las tramas deben tener un tono diferente.

Te puede interesar plataformas de audio cuentos infantiles

  1. CREA TU HISTORIA COMO SI FUERAS UN PRODUCTOR. Ten en cuenta los siguientes concejos para que tu storytelling quede bien hecho:
  • SI utilizas diapositivas o videos, no introduzcas muchas imágenes
  • Evita usar narración acompañada de líneas de texto; deja que el estudiante utilice todos sus sentidos, pero no todos a la vez.
  • Utiliza transiciones y destellos cuando sea necesario, en toda buena historia el factor sorpresa mantiene el ánimo e interés de la audiencia.

Antes de lanzar tu historia a tu audiencia estudiantes, muéstrasela otros profesores, compártela, acepta sugerencias, pregúntales si la historia es clara, si la trama es apropiada, si no está muy recargada, si no es muy extensa.

Luego del gran estreno de tu historia evalúa, pídeles honestidad a tus estudiantes. Si quieres utiliza una encuesta que respondan de forma anónima para calificar el contenido y calidad del producto, recuerda que no solo tú eres el evaluador.

Related Articles